Un cuarto de estudio para tus hijos

Preparar un cuarto de estudio para tus hijos es una excelente manera de fomentar su aprendizaje y ayudarles a tener éxito en la escuela. Un cuarto de estudio bien equipado puede proporcionar a tus hijos un espacio tranquilo y organizado para estudiar, hacer tareas y completar proyectos escolares.

El mobiliario adecuado

El primer paso para preparar un cuarto de estudio es elegir el mobiliario adecuado. Una superficie de trabajo grande y resistente, como un escritorio o una mesa, es esencial. También es importante contar con una buena silla que proporcione apoyo lumbar y sea ajustable en altura para adaptarse a la estatura de tu hijo.

Almacenamiento y orden

Otro elemento importante a considerar es el almacenamiento. Un estante o gabinete para libros y suministros escolares puede ayudar a mantener el espacio organizado y evitar que se acumule el desorden. Si el espacio lo permite, también puedes considerar agregar un espacio para archivar documentos importantes, como calificaciones y certificados.

Iluminación

Además del mobiliario, también es importante asegurarse de que el cuarto de estudio tenga buena iluminación. Una luz brillante y clara es esencial para evitar la fatiga visual y ayudar a tu hijo a concentrarse en sus tareas. Si la luz natural no es suficiente, considera agregar una lámpara de escritorio.

Crea un espacio atractivo

Por último, piensa en cómo puedes hacer que el cuarto de estudio sea un espacio atractivo y acogedor para tus hijos. Agregar algunos elementos decorativos, como cuadros o plantas, puede ayudar a que el espacio se sienta más personalizado y atractivo. También puedes considerar agregar algunos accesorios divertidos, como una alfombra cómoda o cojines decorativos.

En resumen, preparar un cuarto de estudio para tus hijos puede ser una excelente manera de ayudarles a tener éxito en la escuela y fomentar su amor por el aprendizaje. Al elegir el mobiliario adecuado, asegurarte de que haya buena iluminación y agregar algunos elementos decorativos atractivos, puedes crear un espacio que sea cómodo, organizado y acogedor para tus hijos.

Si quieres visitar una de las mayores exposiciones de muebles de Andalucía para encontrar todo para la habitación de tu hijo o hija, no dudes en visitar Centro Hogar ParkeMueble.

ver más

Regalar en exceso en Navidad

Sea por el motivo que sea, muchos padres tienden en sobrepasarse a la hora de corresponder a las cartas a Papá Noel y los Reyes Magos de sus hijos y caen en el error de regalar en exceso en Navidad.

Los motivos pueden ser varios:

Niños hiperregalados
Que tengan lo que yo no tuve

Muchos padres que han tenido una infancia con carencias, ya sean económicas o afectivas, tratan de que sus hijos reciban todo aquello que ellos no recibieron en las fechas navideñas.

Compensar carencias afectivas

Algunos padres pasan poco tiempo con sus hijos y se sienten culpables. La jornada laboral les impide dedicarles tiempo en cantidad y erróneamente piensan compensarles con exceso de regalos como muestra de amor.

Para que tengan lo mismo que los amigos

Los niños a veces presionan a los padres comparando lo que ellos reciben con lo que sus amigos tienen. –“A mis amigos les van a traer un móvil.”

La sobreinformación

La publicidad en los diferentes medios de comunicación tampoco ayuda, ofrecen una cantidad de ideas que crean en los niños necesidades que realmente no tienen.


Consecuencias de regalar en exceso

La situación que describimos es lo que se llama el síndrome del niño hiperregalado, que en estas fechas navideñas se hace más visible, aunque se puede dar a lo largo de todo el año.

Regalar en exceso a los niños es un grandísimo error y puede ser muy negativo tanto para su educación en valores como para su propio desarrollo.

Los niños hiperregalados tienden a ser niños:

  • Consumistas
  • Con tendencia egoísta
  • Poco creativos
  • Caprichosos
  • Que se frustran por cualquier cosa
  • Sin ilusión por las cosas
  • Que no valoran lo que tienen
  • Que creen que pueden tenerlo todo sin esfuerzo
  • Que crecen sin límites
Cómo actuar para evitar que los niños padezcan este síndrome
  • Los padres deben saber decir NO. Dar a sus hijos un por qué de manera clara para que los hijos entiendan que no se puede tener todo, que las cosas cuesta ganárselas.
  • Los padres no deben caer en chantajes. No pueden caer en el chantaje de las rabietas y los enfados de los niños ante una negativa.
  • No hay que sentirse culpable.
  • No atender a las demandas de un hijo le forja el carácter, le hace madurar y valorar el esfuerzo. Con el tiempo los hijos valorarán el esfuerzo de sus padres.
Fuente: Guía Infantil
ver más