Algo que debes de saber sobre los colchones

 

 

Parece que se confunden la calidad de los materiales con la densidad de dichos materiales, colocando en los colchones espumas de hasta 95 Kg/m3 de densidad; esto lo único que nos dice es que pesará una barbaridad y que su poro es tan pequeño que difícilmente transpirará, y por lo tanto, la condensación de humedad y calor serán considerables, aunque utilicemos tejidos secantes y tratamientos anti olores que contrarresten un poco sus efectos.
Para valorar la calidad tenemos que tener presente lo siguiente:
* Que las espumas transpiren bien, y para eso, tienen que tener los poros grandes y comunicados entre sí. (Densidades de 50, 55 Kg/m3 como máximo)
* Que la compresión sea media (ni duro, ni blando) para que su trabajo se realice correctamente.
* Que su resistencia sea la óptima para que la rapidez de recuperación nos permita movernos con agilidad. (Con una densidad muy alta la adaptación es muy lenta y la recuperación parece que salimos de un nicho)
* Que su adaptabilidad y elasticidad nos permitan mantener el cuerpo en su correcta posición, repartiendo la presión lo mejor posible.
* Que las diferencias de temperatura de invierno a verano no tienen que incidir en cambios bruscos de dureza. (Con visco elásticas moldeadas de 85-95 Kg/m3 en invierno estaremos descansando en superficies muy duras) (Habrá que climatizar el colchón para poder descansar)

 

adriano_capas_big

 

Tipos de viso elástica

La visco elástica transpirable puede que tenga un coste de más del doble que la visco elástica de molde o moldeada pero las ventajas superan con creces esta diferencia de precio
La visco elástica llamada de molde, moldeada o de inyección cuyas densidades normales son de entre 65 a 115 Kg/m3 es de ebullición rápida (como poner espuma de afeitar en un molde) sube muy rápido, se seca y ya está formada la almohada o la capa de los colchones, pero casi no transpira y por eso la sensación de calor y agobio es notable, y además la adaptación y la recuperación son más lentas, pues le cuesta soltar y recuperar el aire tanto en almohada como en colchón y además no se puede lavar, por eso no permite dar mucha garantía ya que es más fácil que se puedan estropear las telas y los núcleos.
La visco elástica transpirable es de densidad de 50 Kg/m3 y es de ebullición lenta y se hace en bloques de 2 m x 2 m x 20 m pues se forma lentamente y después se tiene que dejar 2 o 3 días que se termine de secar para después con una sierra de pelo cortarlo para hacer las almohadas o las placas de los colchones. Tiene mucho más trabajo de elaboración pero su calidad es muy superior pues el efecto visco elástico lo hace por sus propiedades físicas y no por un defecto de transpiración como le sucede a la de molde. En esta visco elástica acercamos la boca y soplamos y pasa el aire, en la de molde no. Se puede lavar y además transpira mucho más. Cuando decimos que transpira mucho más, lo decimos pensando en nuestra salud, no en si es bueno o es malo para el núcleo del colchón (ya que este no va a enfermar), si no pensando en que un clima de humedad no es beneficioso para un descanso óptimo y que con la sensación de calor y agobio nos va a costar más conciliar el sueño.
Cuando el núcleo del colchón está formado con visco elástica transpirable trabaja mejor pues se adapta más rápido, ya que suelta antes el aire y lo recupera antes; sufren menos las telas y los materiales, lo que nos permite dar garantías de 10 años; y sobre todo nuestra salud lo agradecerá.

 

 

La postura perfecta para dormir

Boca arriba: La mejor posición es tumbarse de esta forma. Es aconsejable tenerlo en mente si tiene un colchón relativamente blando o duerme en una cama supletoria. Un buen truco es colocar una almohada bajo las rodillas para relajar la espalda.
Boca abajo: Tumbarse boca abajo no es una buena posición para dormir durante un periodo de tiempo largo. Es más fácil que la espalda se arquee demasiado, lo que resulta extremadamente agotador. El cuello se dobla y se gira hacia atrás, y esto tampoco es beneficioso. También es más fácil desarrollar dolor de cuello y que se le duerman los brazos. Sin embargo, si sigue prefiriendo dormir boca abajo, es mejor escoger un colchón relativamente firme y colocar una almohada debajo de la pelvis.
De lado: Reposar sobre el costado es una buena posición para dormir. Al tumbarse con las piernas en paralelo, con las rodillas ligeramente flexionadas, las caderas y los hombros en posición vertical y los brazos por delante del cuerpo, estará durmiendo en una posición casi perfecta.

 

costado